miércoles, 14 de noviembre de 2012

La escuela y la creatividad

Recientemente vi por segunda vez en mi vida el vídeo "La escuela mata la creatividad", y he de decir que en esta segunda vez (de la primera hace algunos años), he conseguido sacar un mayor jugo al vídeo y a la reflexión que plantea. Quizá sea mayor mi madurez, mi conciencia social, o mi amplitud de miras, el caso es que en esta ocasión el vídeo ha conseguido hacerme reflexionar con una gran profundidad acerca del sistema educativo actual y la forma en que limita la creatividad.

Uno de los mayores errores que se puede cometer en la educación de un niño en mi opinión es limitarlo en sus aspiraciones, o inculcarle hacia donde debe dirigir estas. El camino correcto es ayudar al niño a que desarrolle el gran potencial que tiene, para lo cual se debe tratar cada caso de forma particular. Por ejemplo, un niño cuya mente sea muy analítica y lógica, y al cual le gusten las matemáticas, debería ser educado de forma que pueda desarrollar estas capacidades mentales. En cambio, un niño cuya mente posea una gran inteligencia creativa, un alto sentido del ritmo y la música, o grandes dotes para la interpretación  no debería nunca ser marginado o apartado por la educación  sino que se le debería enseñar a desarrollar y explotar los talentos con los que ha nacido.

Lamentablemente esto no es así, y todos sabemos que hoy en día, aquellos que son diestros en matemáticas o lenguaje, suelen tener mas oportunidades que los niños cuyos gustos e intereses se dirigen hacia materias mas artísticas o creativas. Como dije en mi ensayo sobre "¿Que es educar?" conozco varios casos de niños con gran potencial para la música o el dibujo que han terminado abocados al fracaso escolar, y eso es una lástima. 

Aunque el vídeo es entretenido, y plantea muy bien uno de los grandes problemas actuales de la educación,  echo bastante de menos una solución o respuesta a este problema. Es decir, que deberíamos cambiar del sistema educativo actual para no limitar la creatividad de los niños. En mi caso, propongo un cambio, no en el sistema educativo, ya que no tengo la formación ni la capacidad suficiente para tratar sobre ello, sino un cambio en la forma de enseñar y tratar a los niños. Se debe educar a los niños para que piensen por si mismos, para que conozcan mejor sus talentos, sus gustos o sus sueños. Se debe educar en definitiva, para que los niños pierdan el miedo a equivocarse y experimentar, y esto solo se puede lograr si dejamos de ver los errores como algo malo que debemos castigar. En definitiva, y para terminar, una buena forma de no limitar la creatividad en la escuela, es que la educación se enfoque mas a un descubrimiento guiado por parte del niño, y no a una imposición de contenidos que se deben aprender.

"Excelente maestro es aquel que, enseñando poco, hace nacer en el alumno un deseo grande de aprender." Arturo Graf

Un saludo, Víctor Manuel Arnau

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada